BETABEL

betabel-remolacha-fruteriadecastellon
remolacha semillas verdura
Semillas Ecológicas Hortícolas - Remolacha Mesa Detroit 2 - ECO - Batlle

Semillas Ecológicas Hortícolas - Remolacha ...

1,60 € Más info
Germisem Orgánica Egypte Semillas de Remolacha 4 g

Germisem Orgánica Egypte Semillas de Remolac...

3,99 € Más info
Germisem Hullahup Color Mezcla Semillas de Remolacha 5 g

Germisem Hullahup Color Mezcla Semillas de Re...

2,21 € Más info
Germisem Cylindra Semillas de Remolacha 5 g

Germisem Cylindra Semillas de Remolacha 5 g...

2,21 € Más info
Germisem Detroit Semillas de Remolacha 5 g

Germisem Detroit Semillas de Remolacha 5 g...

2,21 € Más info
Semillas Ecológicas Minigarden, Selección RAÍCES: Remolacha, Puerro, Zanahoria y Rabanito

Semillas Ecológicas Minigarden, Selección R...

9,99 € Más info
Germisem Egypte Semillas de Remolacha 5 g

Germisem Egypte Semillas de Remolacha 5 g...

2,21 € Más info
Semillas Hortícolas - Remolacha mesa Aplastada de Egipto - Batlle

Semillas Hortícolas - Remolacha mesa Aplasta...

1,30 € Más info
Germisem Snowball Semillas de Remolacha 20 g, EC9007

Germisem Snowball Semillas de Remolacha 20 g,...

2,21 € Más info
Germisem Milano Semillas de Remolacha 10 g (EC9003)

Germisem Milano Semillas de Remolacha 10 g (E...

2,21 € Más info

Betabel

Desde siempre se ha considerado al betabel como un tubérculo, al cual, erróneamente, algunos califican como raíz. En realidad, este vegetal es un tallo bulboso que ha engrosado para dar cabida y almacenar azúcares y almidones.

La historia del uso y consumo de betabel es bastante larga, extendiéndose su origen tal vez hasta la misma Edad de Piedra. Para esta época, el betabel crecía en el norte de África, desde donde pasó a las costas de Asia y Europa.

La acogida que tuvo el betabel en la región mediterránea fue bastante favorable. Se cree que acá, donde creció  de forma silvestre, el cultivo de este excelente tubérculo se inició hace ya más de 4.000 años.

Propiedades y beneficios del betabel

Las propiedades del betabel son múltiples y reconocidas desde los tiempos antiguos. Diversas dolencias, como cólicos o dolores de muela y de cabeza, eran comúnmente tratados con la raíz de esta planta.

La intensidad del color del tubérculo dio lugar a que también fuera usado como tinte con diversos fines: para ser aplicado en pinturas, para teñir telas y, no habría de faltar, como tinte para el cabello, al que daba un aspecto rojo natural.

Rico en vitaminas y minerales, debido a su alto contenido de boro, los romanos dieron al betabel el uso propio de sustancia afrodisíaca, sobre el argumento de que el boro activa la producción de hormonas sexuales en los seres humanos.

El betabel en la gastronomía

El betabel no siempre fue utilizado en su totalidad. En la antigüedad, el consumo de este vegetal se limitaba a los tallos y a las raíces, formando parte de preparaciones gastronómicas propias de los pueblos mediterráneos.

El uso culinario dado al betabel depende de las regiones y de las culturas, siendo destinado a la elaboración, entre otros, de delicias tan simples como el agua de betabel, ensaladas, jugos y dulces tan sencillos como jaleas y mermeladas.

En cuanto al agua de betabel, la fácil preparación de esta excelente bebida no requiere más de 15 minutos de nuestro tiempo, pudiendo obtener la cantidad que deseemos de acuerdo con nuestras necesidades. 

Para 4 porciones, es decir, para 4 tazas, solo vamos a necesitar:

  • 2 tazas del agua en la que hayamos cocido betabel.
  • Anís estrellado: solo 2 piezas.
  • 1 taza de jugo de naranja.
  • Miel: una cucharada (puede agregarse otra cucharada si se desea más dulce).
  • 1 taza de agua.
  • 1 taza de hielo

Una vez que tengamos los ingredientes para la preparación de nuestra maravillosa bebida, procedemos a:

  • Hervir el agua de betabel, a la que se ha añadido el anís y la miel, durante 5 minutos.
  • Después de que hayamos retirado la mezcla del fuego y se haya enfriado, agregamos el jugo de naranja y el hielo.

Esta refrescante y deliciosa bebida se considera ideal para toda la familia. Entre sus fabulosas propiedades se cuenta:

  • Ayuda al organismo a eliminar toxinas y el colesterol malo en sangre.
  • Es una fuente natural de potasio, lo que le confiere propiedades diuréticas.
  • El consumo por mujeres embarazadas les asegura el sano crecimiento del bebé debido al contenido de folatos.
  • Se recomienda que el consumo por parte de personas con diabetes sea muy moderado, ya que el contenido de azúcar de esta bebida es bastante alto.
Remolacha en zumo y troceada la pieza. Unas unidades de remolachas Fruteria de castellon.
Remolacha en zumo y troceada la pieza. Unas unidades de remolachas.

El betabel en la medicina

Las aplicaciones medicinales del betabel se multiplican. Ya desde los romanos, era usado para elaborar remedios caseros con los que tratar enfermedades de la piel y problemas con el sistema circulatorio.

Las magníficas propiedades medicinales del betabel se pueden comprobar con solo ingerir por las mañanas un vaso de jugo de este tubérculo. Entre los beneficios que podemos obtener con esta práctica, se cuentan:

  • Estaremos fortaleciendo nuestro sistema inmune debido al contenido de betacarotenos, antioxidantes y fibras de esta bebida.
  • La fibra soluble del jugo actúa como laxante natural, con lo que regularizaremos el movimiento intestinal y evitaremos el estreñimiento.
  • Podemos prevenir la anemia y otras enfermedades.
  • Nos protegeremos del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares debido a la presencia de los antioxidantes. 
  • Además, al protegernos contra el daño que causan los radicales libres, estaremos evitando el envejecimiento prematuro.
  • Constituye una fuente de prevención contra problemas de la vista, a la vez que se permite mejorar nuestro proceso digestivo.
  • Posee efecto antihipertensivo, ya que regula los niveles de presión arterial por efecto de los nitratos que contiene el betabel.
  • Es una fuente de abundantes vitaminas y minerales, entre los que cuentan folatos, hierro, calcio, magnesio, calcio y fósforo, que contribuyen a una coagulación correcta de la sangre y al fortalecimiento del sistema óseo.

El betabel en la industria

El siglo XIX marca un antes y un después en la utilización del betabel; previamente solo se había consumido el tallo y las raíces. A partir de esta centuria se hace común el uso del betabel para la obtención de azúcar y alcohol.

Industrialmente, el destino otorgado al betabel le ha permitido ocupar lugares en diferentes empresas, tales como la textil artesanal, la fabricación de cosméticos, la producción de alimentos y de géneros licoreros y farmacéuticos.

El betabel es un vegetal altamente saturado de sacarosa. Esta sustancia le permitió ocupar plaza en la industria destinada a la elaboración de azúcar desde 1801 cuando en Cunern, Polonia, se funda la primera fábrica de este producto.

¿Cómo considerar al betabel: fruta o verdura?

En algunas personas puede surgir la duda y llegarán a formularse esta pregunta: el betabel, ¿es fruta o verdura? Botánicamente no hay cuestionamientos al respecto: es una verdura; al partirlo en dos, se nota que carece de semillas.

La Botánica mantiene el criterio según el cual el fruto vegetal debe contener semillas en su interior y que estas puedan servir para la reproducción de la planta; solo así será considerado ‘fruta’.

Si nos atenemos al criterio culinario, el betabel se comporta como una fruta. Puede ser consumido cocido; pero también puede ser ingerido crudo, en forma de jugos, valiosos para mantener la salud corporal.

Otras formas de aprovechar el betabel en la cocina están relacionadas con la preparación de golosinas como mermeladas y dulces de diversos tipos, que a la vez pueden involucrar vegetales como otras frutas y legumbres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *