ALCACHOFAS CON JAMÓN

Las alcachofas con unas plantas que pueden prepararse de distintas formas para consumirse; entre las más populares, podemos destacar las alcachofas al horno, las alcachofas con jamón, las alcachofas con papas, entre otras.

Las alcachofas son plantas que cuentan con una variedad de propiedades que ayudan al organismo en lo referente a la pérdida de peso, a la digestión, a regular los niveles de colesterol en el mismo y para prevenir algunas enfermedades hepáticas.

Nuevo menú degustación - Restaurante Vega

Recetas de alcachofas con jamón

Actualmente, podemos encontrar distintas formas de cocinar las alcachofas y aprovechar todas las propiedades y beneficios que les aporta a nuestro organismo. Por eso, a continuación, compartiremos dos recetas de alcachofas con jamón.

  • Alcachofas cocidas con jamón

Esta es una receta ideada por un chef llamado Karlos y la cual cuenta con alcachofas cocidas acompañadas de un salteado de jamón. Para ella, los ingredientes que se necesitarán serán sencillos y fáciles de encontrar.

Esta es una receta para cuatro personas y se necesitarán 16 alcachofas, una cucharada de harina, aceite de oliva (extra virgen), un puñado de perejil, 200g d jamón serrano, medio limón y sal.

En cuanto a la preparación de las alcachofas, primero deben limpiarse bien, retirándole la parte superior y las hojas exteriores, así mismo, se deben cocer en una olla llena de agua, sal y las ramas de perejil por al menos 15 minutos.

Una vez cocinadas de esta forma, se deben dejar escurriendo, cortarlas a la mitad y almacenarlas hasta el momento de servir. Para preparar el salteado de jamón con el que se acompañarán, primero se debe cortar el mismo en trozos pequeños.

Luego, se debe colocar en una olla limpia con un poco de aceite, la cucharada de harina, un vaso de agua y dejar cocinar por unos minutos (se debe remover todos los ingredientes agregados).

Cuando hayan pasado ciertos minutos con el jamón cocinándose, se deben agregar las alcachofas que previamente se habían cortado y darles hervor para que todos los sabores se mezclen bien.

Finalmente, se debe comprobar su punto de sal para luego servirlas y comer. Para esta receta, se debe tener en cuenta que al manipular las alcachofas deben utilizarse guantes para evitar que se oxiden.

  • Alcachofas con jamón y cebolla

Esta segunda receta de alcachofas es una clásica y que incorpora más ingredientes que la anterior, de igual forma, también aquí se aprovechará el buen sabor de las alcachofas y sus propiedades.

En este caso los ingredientes que se utilizarán serán 12 alcachofas (esta es una receta para más de 4 personas), 100g de jamón serrano (en este caso, también debe estar cortado en trozos), 1 cebolla y 2 dientes de ajo.

Adicionalmente se necesitará 1 cucharada grande de jugo de limón, aceite de oliva, sal y una pizca de pimienta recién molida. Una vez se tenga los ingredientes, el resto es sencillo.

Las alcachofas deben limpiarse muy bien, retirando el tallo y las hojas exteriores hasta llegar a las que estén más blandas; conforme se van limpiando, se van colocando en una olla llena de agua con el zumo de limón para evitar que se oxiden.

Se debe colocar a parte una olla llena de agua en fuego fuerte y, una vez empiece a hervir el agua, se deben colocar las alcachofas partidas a la mitad y, ahora bajando el fuego, se debe esperar a que se cocinen por 15 minutos.

Por otro lado, se debe cortar en cuadros finos la cebolla con los ajos y colocarles aceite y sal durante unos minutos en un fuego ligeramente fuerte a que se doren ligeramente. Una vez doradas, se debe incorporar el jamón y esperar unos minutos.

Cuando las alcachofas estén listas, deben escurrirse y colocar en el sartén que se estaba utilizando con el jamón y con el fuego medio fuerte para que estas se doren. Se debe agregar un poco de sal y revolver todo para que los sabores se mezclen.

Luego de unos minutos, las alcachofas estarán completamente listas para servir y pueden comerse así calientes o dejarlas reposar para que enfríen. Esta es una receta que puede funcionar como plato principal en una cena o como guarnición.

  • Alcachofas con jamón en salsa

Esta es una receta de alcachofas con jamón ideal para aquellas personas que requieren de las salsas para sus comidas. Igualmente muy sencilla y rápida de cocinar para la cual se necesitarán los siguientes ingredientes:

Un bote de alcachofas en reserva, dos ajos, aceite blanco, un poco de vino blanco, una cucharada de harina, jamón, pimienta y perejil. Las cantidades de los ingredientes variarán de acuerdo a la cantidad de alcachofas a utilizar.

Para su preparación se deberá primero sofreír el jamón con los ajos, y luego de unos minutos, agregar la cucharada de harina y remover. Luego se agregan las alcachofas elegidas y el vino blanco.

Finalmente, se debe mezclar y dejar que se evapore el alcohol del vino utilizado mientras se le agrega el perejil y la pimienta y se espera unos minutos. Luego de la espera, las alcachofas con jamón estarán listas para ser servidas.

Variantes para las alcachofas con jamón

A pesar de haber compartido una receta específica y clásica de las alcachofas con jamón, estas pueden prepararse agregándole más condimentos o más hierbas, lo cual variará de acuerdo a los gustos y posibilidades de cada persona que prepare la receta.

En cuanto a las recomendaciones que más se dan para ingerir las alcachofas, podemos indicar que combinan muy bien cuando se les agrega comino o pimentón dulce, así como también puede funcionar cuando se les agrega tomillo.

El romero y el orégano también son una excelente opción para acompañar las alcachofas, así como curry o picante, para aquellos que son amantes del mismo. Así mismo, las alcachofas pueden ser cocinadas aparte del jamón y elaborar una salsa con él.

De cualquier forma, las alcachofas son unas plantas que brindan una variedad de opciones al momento de ser cocinadas, por lo que no hay que tener miedo a experimentar con ella y con las distintas hierbas que podemos encontrar.