FRUTAS QUE EMPIEZAN CON G

FRUTAS-DE-FRUTERIADECASTELLON-Frutas-que-empiezan-con-G

Contenidos de Frutas y Verduras de la página

Frutas que empiezan con g

Entre las frutas cuyo nombre comienza con la letra ‘g’ se acostumbra mencionar algunas de las más populares como la grosella, la guayaba y la granada; pero se olvidan o se desconocen otras de gran valor nutricional y medicinal.

En América hay todo un universo vegetal aún velado para los europeos; destaca un sinnúmero de árboles frutales que bien pudieran proveer alimentos o servir como recursos terapéuticos, cubriendo un  amplio espectro de dolencias. 

A la lista de frutas, reconocidas mundialmente, podemos añadir el nombre de otras originarias del nuevo continente, tales como:

  • Guinda.
  • Guanábana.
  • Guásimo.
  • Guama. 

Guinda

Este nombre, en América, hace alusión a cierta variedad de cereza, a la cual se le llama también semeruca o semeruco, acerola, cerecita y manzanita; nativa de Centroamérica, las Antillas y de las zonas tropicales húmedas de Sudamérica.

Entre las cualidades de la llamada guinda de las Antillas, cuenta la de ser una fruta que contiene una cantidad de vitamina C muy superior a la de cualquier otra fruta que pueda ofrecer la naturaleza.

Junto a la vitamina C, es posible hallar en esta maravillosa fruta componentes antioxidantes, entre los que se incluyen fenoles, taninos y carotenoides; todos en gran proporción, para el beneficio de la salud de quien las consume.

El uso de la guinda (acerola) en la cocina incluye mermeladas, jaleas, dulces, jugos, zumos, aguardientes, licores. Esta fruta puede comerse fresca, asegurándonos de que esté madura; ya que verde resulta bastante ácida.

¿Qué beneficios brinda la guinda (acerola)?

Los fitonutrientes o componentes orgánicos presentes en la guinda:

  • Proveen al organismo de suficiente cantidad de vitamina C.
  • Como antioxidante, permite dilatar el envejecimiento de todo nuestro cuerpo al neutralizar los radicales libres.
  • Contribuye a la síntesis de colágeno, favoreciendo la piel y actuando como protector solar.
  • Protege las articulaciones en casos de padecimiento de artrosis.
  • Ayuda a la cicatrización de heridas.
  • Resguarda los vasos sanguíneos y funge como protector cardiovascular; indicado para hipertensos o personas con niveles altos de colesterol.
  • Retrasa la evolución de enfermedades como Alzheimer o la demencia senil.
  • Su contenido de polifenoles atrae los azúcares de las comidas, lo que disminuye la glucemia.
  • Estimula la absorción de hierro, con lo que combate la anemia.
  • Actúa como antihistamínico, aliviando síntomas de alergias.
  • Refuerza el sistema inmune y lo predispone contra infecciones virales o ataques bacterianos. 

Guanábana

La guanábana, graviola o catuche, es el fruto de la Annona muricata. Una fruta tropical con propiedades ampliamente saludables; se caracteriza además por el placer que obsequia a quien la consume cruda, en zumos o en batidos. 

No solo el fruto brinda beneficios; las hojas de la Annona muricata son usadas con fines medicinales, para lo cual se preparan en forma de infusión en el tratamiento doméstico de muchos males.

Entre los componentes que aportan beneficios al organismo pueden mencionarse vitamina C, calcio, fósforo y vitaminas del complejo B, los que convierten a la guanábana en un gran favorecedor de nuestra salud.

Algunos de los beneficios que obtenemos al consumir o usar esta fruta de origen peruano pueden resumirse en los siguientes enunciados:

  • Fortalece el sistema inmune.
  • Sirve en la prevención de enfermedades infecciosas o virales.
  • Protege al hígado y a la vesícula biliar al promover la eliminación de toxinas y desechos.
  • Su contenido de calcio y fósforo le permite ayudar en el mantenimiento del sistema óseo y de los dientes.
  • Se comporta como un potente antioxidante.
  • Las vitaminas B contenidas en su pulpa la convierten en un gran energizante; ayudando, además, al buen funcionamiento de los nervios.

De las hojas de la planta de guanábana se obtienen provechos adicionales como:

  • Combate el Insomnio y nerviosismo.
  • Se hierven o se asan durante algunos minutos para aplicarlas junto con un paño sobre las paperas y aliviar el malestar que producen.
  • La infusión de estas hojas sirve para curar la gripe, calmar la tos, reducir la fiebre y detener diarreas o vómitos.

Guásimo

El árbol de guásimo, originario de la América tropical, es conocido también con los nombres de guácima, guásima y caulote. Su fruto, de color café oscuro, duro, redondo y cubierto de picos, una vez seco tiene aplicaciones medicinales. 

Al guásimo se le señalan diversas propiedades, entre las que cuentan:

  • Vulneraria, por sus propiedades para curar heridas y llagas. ​
  • Tónica, ya que concede fortaleza, vigor, mayor energía.
  • Sudorífica, es decir, hace sudar con lo que se excretan sustancias no beneficiosas para el organismo.
  • Lipolítica, puesto que activa la movilización de lípidos hacia tejidos en los que haga falta.
  • Febrífuga, por su facultad de reducir la fiebre.
  • Diurética, al provocar la eliminación de agua a través de la orina.
  • Digestiva, al facilitar la digestión de los alimentos.
  • Depurativa, debido a que es capaz de liberar la sangre de nuestro cuerpo de impurezas.
  • Aperitiva, al comportarse como un estimulante del apetito.
  • Antiinflamatoria, puesto que impide que ciertas sustancias puedan causar inflamaciones en el cuerpo.

Otras propiedades del guásimo incluyen:

  • La decocción del fruto, de propiedades emolientes y astringentes, puede ser usada contra hemorroides, como antidiarreico, como diurético, para curar gripes y resfriados y para tratar padecimientos renales. 
  • El mucílago es empleado en el tratamiento de quemaduras y el embellecimiento del cabello, además de evitar su caída.
  • Para tratar enfermedades como gonorrea, sífilis, malaria y sarampión, se ha usado la infusión de la corteza del árbol; la cocción de las hojas contra males del hígado y riñones, asma, bronquitis, gonorrea y fiebre. 

Guama

Podemos llamarla guama, guaba, paterna, inga o pepeto; las cualidades de esta planta, originaria de Venezuela, Colombia, Centroamérica y Perú, seguirán siendo las mismas.

El fruto de la guama, que lleva sus mismos nombres, consiste en una gruesa vaina que encierra las semillas cubiertas de una suave pulpa, de muy dulce sabor, siendo esta la parte comestible.

La guama puede comerse en su estado natural, una vez extraída de la vaina. Sin embargo, para algunos indígenas es fuente para la preparación de agradables bebidas alcohólicas.

En tanto el fruto sirve de alimento, algunas comunidades indígenas dan a las semillas y a las hojas de la guama uso medicinal, utilizándolas en casos de diarrea y de reumatismo, con el objeto de aliviar estas dolencias.