Las 5 frutas que menos engordan y más saludables son

Las 5 frutas que menos engordan y mejor son para la salud

¿Quieres saber cuál de todas son las frutas que menos engordan? ¿y más buenas son para nuestra salud y organismo?

Las frutas, son un alimento que ofrecen mucha variedad de sabores deliciosos y exóticos, son muy apetitosas, además de que aportan grandes beneficios a nuestro organismo.

No deben faltar en nuestra dieta diaria, pues son de los ingredientes que más beneficios nos aportan para tener una buena salud. Siempre con moderación. El exceso de todo es malo.

Son un alimento con una gran fuente de vitaminas, antioxidantes y minerales. Estos son como potentes protectores frente a gran cantidad de enfermedades.

Aunque la gran mayoría no contienen muchas calorías, hay algunas que ofrecen un aporte calórico más apropiado para mantener una línea de peso ideal para nuestra salud.

Nos vamos a basar en una cantidad de 100gr. de fruta y vamos a indicar las 5 que son de menor aporte de calorías y que ofrecen un mejor equilibrio para mantenernos saludables. Siempre comiendo las mismas de forma razonable y sin abusos.

«Mucho de poco y poco de mucho es lo mejor para comer».

Para mantener una dieta estable y correcta en cantidades.

Las cinco frutas con menos aporte calórico y mejor son para la salud

Limón

limones en árbol

Entre las frutas que menos engordan la primera posición es la del limón, con un aporte calórico de 14 calorías en cada 100 gramos.

La fruta del limón si la comemos con piel su aporte calórico aumenta a 29 calorías en cada 100 gramos. Un poco más del doble de si lo comemos sin piel.

El limón se suele tomar en zumo con edulcorante para endulzar ya que su sabor cítrico puede parar muy fuerte para la gran mayoría de paladares.

Además sirve de aliño para ensaladas y, por la mañana en ayunas es frecuente que ciertas personas lo tomen acompañado con agua, azúcar y bicarbonato para hacerse una limpieza de estomago.

Este alimento frutal contiene propiedades curativas y antioxidantes. Grandes cantidades de fibra, hierro, cobre y potasio.

Contiene un flavonoide llamado Naringenina el cuál actúa como antioxidante y anti-inflamatorio.

El limón es fuente de vitamina C (ácido ascórbico), la cuál ayuda a eliminar toxinas y radicales libres perjudiciales, evitar el envejecimiento celular y regular el tránsito intestinal. Disuelve los cálculos renales.

Favorece la resistencia contra aquellos agentes que intentan infectar nuestro cuerpo.

Tiene uno de los índices glucémicos más bajos (30).

Promueve el metabolismo de los carbohidratos, usa los hidratos de carbono, ayuda a las funciones musculares, ayuda en la síntesis de aminoácidos y hace de modulador del sistema inmune.

La combinación de todos estos nutrientes y propiedades hacen que la fruta del limón sea un alimento muy apropiado y recomendado para cualquier tipo de dieta.

Sandía

Cortadas de sandía

La segunda fruta que menos engorda es la sandía con un aporte calórico de 15 calorías en cada 100 gramos de fruta sandía.

La sandía es una fruta de temporada. Las fechas de calor es la que es apropiada para la misma, que suele ser la de verano.

Suele mantenerse la sandía en nevera para que cuando se coma sea tan refrescante y permita por su gran contenido en agua (93 gramos de agua por cada 100 gramos de producto), hidratar el organismo lo suficiente.

Uno de los aportes principales de la sandía es un antioxidante llamado licopeno.

El licopeno es conocido por prevenir enfermedades varias: cardiovasculares, cáncer de colon y cáncer de próstata.

La fruta sandía es beneficiosa por sus propiedades depurativas que permiten un buen funcionamiento de riñones, consiguiendo evitar retención de líquidos en el organismo.

La sandía nos suele aportar en partes iguales moléculas de glucosa y fructosa. Una rodaja normal de sandía suele aportar 5,6 gramos de hidratos de carbono.

La cantidad de vitamina C que aporta la sandía es de 6 miligramos y, en vitamina A es de 35 miligramos.

Pomelo

Pomelos y jugo de pomelo

La tercera fruta que tenemos que menos engorda es el pomelo con un aporte calórico de 26 calorías en cada 100 gramos de fruta de pomelo.

Esta fruta implica ya de por sí, al comerse, que perdamos peso. Esto se debe por sus propiedades que reducen el nivel de insulina provocando por comer la fruta o beber zumo de pomelo, que sencillamente adelgacemos.

La insulina regula el metabolismo. Procesa los alimentos convirtiendo las calorías en energía y no en grasa.

El pomelo es fuente de vitamina C, potasio, calcio y magnesio.

Dispone de 3 sustancias que afectan al metabolismo de las grasas:

  • bioflavonoides cítricos: lo protegen contra el metabolismo anormal.
  • nootkatona: lo aceleran reduciendo la acumulación de las grasas.
  • naringenina: le influye de los hidratos de carbono y lípidos.

Esta fruta es una gran aliada nuestra para mantener el colesterol malo (LDL) a ralla. Conseguimos así proteger nuestras arterias.

Además, nos beneficia en contra de ciertas enfermedades como el impedimento de creación de células cancerígenas y aliviar el tracto intestinal.

Una de las desventajas que tiene la ingesta de pomelo es que es incompatible con ciertos medicamentos. Ante esto no abuse y compruebe que puede comerlo.

Normalmente se suele no recomendar en tratamientos para el colesterol como puede ser el de la simvastatina. Que no debe comer previa y post toma del medicamento en un tiempo determinado.

Existe una investigación que indica que comiendo medio pomelo diario durante 12 semanas podemos reducir nuestro peso corporal en un 7,1%.

Fresas

Cuenco de fresas

Con un aporte calórico muy cercano al pomelo encontramos las fresas. Una fruta que con 27 calorías por cada 100 gramos nos permite mantenernos en línea.

Son el alimento principal en muchos postres además de muy beneficiosas para nuestra salud.

Es un alimento con propiedades saciantes, permitiendo rebajar las ganas de comer más de la cuenta.

Las fresas son un alimento con propiedades antiinflamatorias.

Normalmente la gran mayoría de frutas permiten combatiendo los problemas de nuestro tránsito intestinal. Las fresas no son menos y al igual ayudan en nuestra digestión.

Mediante la fibra que tienen y la mejora en el tracto intestinal producen en el metabolismo una asimilación más rápida de los alimentos.

Las fresas contienen potasio, magnesio y vitamina K por lo que son muy buenas para el crecimiento óseo. En épocas tempranas de nuestra edad nos van a favorecer en gran medida.

Contienen hierro el cuál potencia los niveles de hemoglobina.

Disponen de manganeso por lo que actúan de un gran antioxidante.

Otra de las peculiaridades que aportan este alimento tan sabroso como gustoso es por su gran contenido en ácido fólico es prevenir problemas cardiovasculares que se pudieran tener.

Las fresas, cómo el pomelo ayudan a disminuir el colesterol malo (LDL).

Melocotón

Melocotón partido y enteros

Vamos a concluir con este articulo de las cinco frutas que menos engordan con una de las frutas de temporada veraniega que suele gustar mucho por su gran sabor.

Con un aporte calórico de 30 calorías por cada 100 gramos de fruta. El melocotón destaca por la recomendación de muchos endocrinos para su inclusión en muchas dietas.

Dispone de la cantidad de 3/4 partes de la vitamina C que se necesita al día. También contiene vitamina A, B, D, E, vitaminas del complejo B y Betacarotenos. En minerales tiene: Potasio, calcio, magnesio, fósforo, zinc, selenio.

Esta fruta en simple apariencia no aparenta uno de sus grandes aportes por lo cuál es tan beneficiosa y, es su gran cantidad de agua y fibra. Por lo que es tan magnifica y saciante.

El melocotón es un alimento que actúa cómo laxante. Reduce la glucemia y aporta una cantidad de antioxidantes bastantes beneficiosos para la salud.

Es conveniente más comerlo que beberlo en zumo. Cuando se come es mejor crudo y con piel que pelado.

Gran beneficiosa para personas que sufren de anemia pues nos proporciona un alto contenido en hierro.

El melocotón permite darnos fuerza en momentos de debilidad física. Es recomendable para conseguir adelgazar y fuerte mantenerse en forma con alimentación equilibrada.

Recomendamos

El índice de masa corporal (IMC) se consigue que sea más bajo comiendo fruta más que verdura, por lo tanto se adelgaza antes con la fruta que con la verdura.

La azúcar de la fruta es fructosa, no azúcar refinada por lo tanto no llevará una liberación excesiva de insulina provocando un desequilibrio en los niveles de azúcar en sangre.

Al comer fruta se huye a la vez de ingerir ciertos alimentos perjudiciales como bollería y dulces. Ya que estos dañan al organismo e incrementan las calorías que tomamos. Subiendo nuestro peso de forma considerable.

A través de este artículo informativo intentamos solamente aportar información a nuestros lectores. No queremos que tomen ninguna medida fuera de la consulta de un especialista de la sanidad. No estamos aquí para suplantar a ninguno de ellos y ellas.

Tenga cuidado con la salud pues es lo más importante que tenemos.

Ante cualquier iniciativa propia o provocada por cualquier condición o malestar. Recuerde acudir a su médico de cabecera en primera instancia.

Gracias por leer nuestro blog, le invitamos a que siga haciéndolo más adelante. Un saludo y hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: